lunes, 20 de septiembre de 2010

Caléndula para la piel del bebé




La piel del bebé es extremadamente delicada, ya que es cinco veces más fina que la de una persona adulta y su función protectora no se desarrollará por completo hasta aproximadamente los 5 años.

La Naturaleza nos proporciona un apoyo perfecto para proteger esta piel tan sensible y apoyarla en su desarrollo: la caléndula. Su aceite protege la piel de las agresiones externas (frío, roces...) y la nutre con mucha suavidad, por lo que es adecuada para pieles extremadamente sensibles, como la de los bebés.

Podemos utilizar el aceite de caléndula en el baño, poniendo una cucharada sopera en el agua, o bien para un suave masaje que preceda al descanso.

En el mercado podemos encontrar aceite de caléndula en estado puro y también líneas completas de cosmética especializada a base de esta planta, como la de Welleda. Es importante que nos aseguremos de que el aceite sea de primera calidad y recomendable que sea BIO, de modo que nos aseguremos que ningún aditivo indeseado pueda irritar la piel del bebé

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada